Jul 20, 2013

Posted by | 3 Comments

Announcement: REEL HÉCTOR FORERO EN TELEVISIÓN

Trayectoria de HÉCTOR FORERO

REEL ACTUALIZADO HÉCTOR FORERO

También puedes descargar el Curriculum completo de HÉCTOR FORERO en formato PDF haciendo clic aquí

Read More
Aug 18, 2015

Posted by | 0 Comments

Próximas fechas LAS 9 ESTACIONES – México y Colombia

Y SE ACERCA LA FECHA PARA ENCONTRARNOS NUEVAMENTE, GRACIAS A DIOS.

MÉXICO D.F.
31 de agosto en el teatro Wilberto Canton
José María Velasco 59
6:00 p.m.

BOGOTÁ, COLOMBIA
14 de septiembre
Teatro Santafé
Calle 57 con carrera 17
8:00 p.m.

BUCARAMANGA, COLOMBIA
19 de septiembre
Centro cultural del oriente
antiguo colegio el pilar.

 

Read More
Aug 15, 2015

Posted by | 0 Comments

Decisiones…

01Recuerdo. A veces recuerdo pese a mi mala memoria o a ese pacto que hice con mis recuerdos para que me dejaran en paz consciente del daño que nos pueden hacer. Solo que a veces, si, solo a veces ese acuerdo se rompe y vienen las imágenes, porque, qué más es un recuerdo sino una imagen a la que le damos significado?…. En esos recuerdos viene ese calendario que publicaba “piel roja” una marca de cigarrillos colombiana en donde siempre aparecía una mujer guapa fumando y un paquete de números que ibas desprendiendo a medida que pasaban los días y se iban los años. Acabo de ver en internet que los cigarrillos aún existen y el calendario igual. Así como yo aún sigo aquí pese a que ya no me tengo que parar sobre una butaca para arrancar los numeritos de cada día que iba pasando.

El paso de cada segundo se ha convertido para mi en un motivo de observación. Creo que podría parecer una obsesión ese querer ver lo mismo, cómo pasa cada instante, cómo van llegando, cómo se van yendo, cómo nos van dejando cosas adentro que también con el tiempo se transforman hasta que terminan convertidas en olvido. Un olvido que a fuerza de observarlo me he dado cuenta que es otra imagen, la imagen de algo que creemos ya no está pero que sin embargo vemos. Así como los seres que aparentemente se han ido y a los que pretendemos negar sin darnos cuenta que siempre los estamos viendo. Entonces concluyo que la ausencia también es una imagen, imagen de algo que vemos pero que afirmamos no esta sin importar que esté frente a los ojos de nuestra alma.

Pues entonces me di cuenta también que mi corazón o mi memoria, o mi alma o ese que hay dentro de mi tiene un espacio gigante adentro en donde hay una gran biblioteca que en su puerta tiene un letrero que dice: Olvido. En esa biblioteca he ido poniendo cada una de esas imágenes que al evocarlas se abren como libros llenos de información ávida por ser leída. La veo, la siento, la respiro, es la historia de mi vida la que está consignada en cada uno de sus renglones. Sin dolor, sin preguntas, sin para qué. Al fondo hay otra puerta grande en donde hay unos escaparates hermosos, en una madera que ha soportado el paso de los años. A la entrada dice: Ausencia. Allí reposan los libros en donde están las historias de mis seres amados conmigo. No de sus vidas, sino de sus vidas conmigo. Personas que ya no están y como dice la canción que canta Jorge Oñate, se han convertido en sombras del alma y sombras de amor. Pero sus ausencias no me duelen, porque en cada una de sus páginas estuvimos juntos y la historia se escribió completa. Quizá no estoy con ellos ahora o ellos no están conmigo, quizá uno de los dos está ausente en la vida del otro pero también recuerdo que eso no puede ser posible porque los veo, los siento, les hablo y hasta les mando besos en el silencio de mi mente. Entonces, dudo en si sea bueno seguir con esa biblioteca pues creo que es un contrasentido.

Observo; desde hace unos años observo mucho lo que pasa dentro de mi y dejo de ver lo que pasa afuera. Total, perduran mas los recuerdos que cualquier cosa afuera. Afuera todo es tan efímero, que verlo pasar es un oficio que se aprende y se ejerce sin dolor. Hoy siguen pasando los años y ese calendario de “piel roja” sigue aquí en mi mente, cada día quito una hojita, una hojita que hoy siento que se lleva mas cosas de las que se llevaba cuando era niño quizá porque cuando era niño no tenía tantos apegos a las cosas ni a las personas. En cambio ahora cuando alguien se va, se van con él o ella miles de experiencias, sonrisas, pasos compartidos y el adiós duele, aunque a diario me entrene en el adiós, los años me han enseñado que el adiós es de esas cosas que siempre dolerá aunque soy yo quien decide cuanto.

De todos esos calendarios he aprendido muchas cosas. Por ejemplo, a poner mi atención en el día que estoy viviendo, a preguntar la fecha varias veces y a vivir al máximo cada segundo de ese día consciente de que al finalizar la tarde tendré que arrancarlo del paquete de papelitos que al final del año se acabarán. Cada día es tan frágil como un papelito de esos. Tan indefensos, tan a disposición de la mano que los arranca!… Nada que acabe un día tan rápido como fijar la atención en él, pero también nada que lo haga eterno como estar ahí y nada que lo haga tan irreal como pretender verlo con toda la concentración. La presencia es magia pura, transforma y desvanece todo. Nada queda faltando cuando estamos ahí. Simplemente estando. El calendario también me ha servido para soñar con la certeza del sueño materializado. Y no se sueña con la añoranza, eso no sirve para nada. Hay una extraña costumbre a soñar añorando, es decir, como si se creara el sueño en la mente pero a la vez se le mirara con la tristeza o la nostalgia que se mira lo que no va a ocurrir. NO. Eso no sirve. En cambio soñar con la certeza de que ese día llegará y ese sueño se materializará trae grandes resultados. Quizá tengamos un sueño para un día, para una semana, un mes, o un año, pero qué es todo eso?… no es más que un paquete de papelitos con numeritos. Eso es es para mi el tiempo. Un paquete de papelitos con numeritos que pasan rápidamente.

Cuando tengo frente a mi el calendario recuerdo que es solo una imagen que me recuerda que hay algo que se llama tiempo, que no podría definirlo fuera de ese paquete. Entonces me digo: Qué quieres hacer con ese paquete, qué quieres escribir en cada uno de sus días?… Y empiezo a escribir: Que nada me espante. Que mi fe aumente. Que sienta el gozo que deja el paso de cada segundo vivido en presencia. Que todos los seres sean felices, especialmente los seres que conozco y amo. Que mis manos acaricien lo que ayer era un sueño, que también es una imagen mental con la que yo me comprometo a recibir con los brazos abiertos y a dejar partir con el corazón en calma. Que tenga una sonrisa para darle a quien me encuentre a mi paso porque las sonrisas cambian vidas. Que tenga la humildad para recibir el amor de mis hermanos y los regalos del universo. Pero ante todo, que decida en cada uno de esos papelitos escribir un cuento de felicidad y paz: El mío. Qué en cada uno de esos papelitos que representan el paso de 24 horas deje huellas de pasos suaves y alegres.

Si decidiera guardar todos los calendarios no necesitaría una biblioteca aparte para ellos, no. Bastaría con una caja grande porque, qué son setenta, setenta y cinco u ochenta calendarios?… Nada. Que serían noventa paqueticos de 365 papelitos?… Realmente nada. Es más, podría levantarlos sin ningún problema. Pero para mi, sería la suma de mi vida.

Es más, estoy imaginándome que al haberlos arrancado todos no quedaría más que un montón de papelitos y no sería muy grande. Pero si sería el número de días vividos. Algo mas o menos que treinta mil en total pero que al ser arrancados uno a uno, al ser escritos uno a uno se hacen nada.

Decisiones, esa es la palabra. Decisiones que nos cambian la vida o que nos hunden en el dolor. Decisiones que abren caminos, que nos llevan a diferentes destinos. Eso es lo que hay en cada papelito de mi vida, hasta el día de hoy aproximadamente diez y siete mil papelitos pero en realidad solo cuarenta y seis calendarios. Realmente nada. 

Una decisión a la vez, nada más. Pero teniendo en cuenta que esa decisión es como una semilla que se transformara en árbol capaz de dar frutos o en simple hierba mala. Las decisiones no se toman por si solas y hasta el simple hecho de no querer tomarlas ya es una decisión. Cuando digo decido, digo yo quiero, cuando digo yo quiero todo mi ser se enfoca en lo que quiero y por tanto mi atención termina materializándolo. Un abrazo.

Read More
Mar 6, 2015

Posted by | 0 Comments

La Primavera

hectorpromavera
Y se anuncia la primavera,
recordándonos que todo pasa. Que en esta vida nada es eterno, nada es para siempre. Si el problema es muy grande quita tus ojos de él, pues es tu atención la que lo hace ver gigante, importante o sin solución. Quita tus ojos y recuerda que en el face te lo dijeron: Todo pasa, todo se soluciona, así que no la hagas de emoción!… Viene la primavera y esa es una gran noticia. Aquí te comparto los árboles de la cuadra y esas extrañas rosas en un tapete pegado a una puerta de alguien que vive detrás de ella y no se quien es pero me llamó la atención. Abrazo y échale ganas.

Read More
Feb 26, 2015

Posted by | 0 Comments

Tomate en serio

Cuando hablo de esta adicción a mucha gente le parece divertido. A mi no. Por eso en las conferencias les pido que no se rían, pero más se ríen y les parece que es broma. Pues bien, la adicción al drama es una de las adicciones que más enfermedades están generando en ésta época. El adicto al drama sin darse cuenta crea problemas, se deprime, se enferma, maltrata a quienes hacen parte de su entorno y siempre… siempre, justifica los cagad… que hace en su vida diciendo que SI TIENE PROBLEMAS, QUE SUS PROBLEMAS SON SERIOS… QUE NADIE LE ENTIENDE, QUE SU SITUACIÓN ES ÚNICA…ETC.

Si quieres lee este artículo que encontré en la red a ver si te sirve de algo y solo una cosa: Salir de la adicción al drama puede requerir terapia, pero más que terapia requiere amor propio, observación, decisión y voluntad. Ahí les dejo…

Adicto al drama / Revista Fucsia

Read More
Feb 25, 2015

Posted by | 0 Comments

La fuerza extraña

Amarse así mismo. Es la tarea, desarrollar y reconocer esa fuerza interior llamada amor, capaz de transformar, de perdonar, de crear, de soltar, de crecer, de soñar, de fluir… Cuando te amas no te apegas a nadie que no te ame, cuando te amas no tienes miedo a que te abandonen porque sabes que cuentas contigo, cuando te amas no buscas la aprobación de los demás porque sabes aprobarte a ti mismo. Amarse no es fácil, exige entrenamiento, disciplina, fuerza interior y voluntad… Échale un ojo a éste vídeo:

 

Read More